Posted by : Kiarytza Mendez 19 August 2013



Cruel humedad, indicativo de un verano interminable; sentada entre los yagrumos de una finca abandonada justo antes del cementerio... No, en serio, al carajo con historias cotidianas. Les quiero contar cómo perdí la imaginación:

Quiero culpar a alguien, quiero culpar algo, dejar correr mi ira a través de sus computadoras... sólo bromeo (por cierto, ¿les parece bien que la RAE decidió quitarle la tilde a la palabra "sólo"?).  La eliminación de las tildes me recuerda que el mundo está en constante cambio -así me resista a ver el mundo en plena evolución. Y es que hasta la persona más liberal se enfrenta al infinito debate entre  aceptar o rechazar los cambios que se avecinan. Está en nuestra naturaleza el resistirnos a eventos o ideas que van en contra del sistema ideológico que dábamos por sentado.

El placer de ser humana y de adaptarme a cualquier situación o ambiente sólo (o solo) porque sí, porque es el único modo de sobrevivir -por lo menos el único que conozco hasta ahora. Entre tanto cambio y desquicie, uno de los factores más importante que he aprendido es el capturar la esencia de personas que simplemente son distintas (se empeñan en no ser parte de lo ordinario).

Pero, Kia, ¿a qué le llamas ordinario? (Se estará preguntando usted).

Pues fíjate, para mí ordinario es todo aquello que me aburre, que me amarga o que me deprime. El mundo está lleno de elementos que te pueden tirar al desperdicio de la desolación, pertubar tu psiquis y hacerte inmundamente infeliz. Eso todos lo sabemos. Sin embargo, todos esos elementos son relativos al individuo que los perciba. Y es que entre tantos libros de física cuántica que he leído, me vencí a la única verdad de que no existe una verdad absoluta.

Entre todo este jolgorio de ideas sin sentido olvidé contarte cómo perdí la imaginación. Bueno, creo que lo dejaré para otra ocasión, la vida y el cansancio no me permiten plasmar ideas coherentes.

*Kia se queda dormida frente a su computadora mientras babea el teclado*

- Copyright © ¿Vivir o Sobrevivir?© - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -