Posted by : Kiarytza Mendez 21 May 2013




¿Para qué encadenarme a un amor ficticio? ¿Para qué desvanecer mi libertad y atarla a puras migajas semanales y a la simple charla soberbia poco elocuente? El amor no se mide en tiempo, espacio, distancia, segundos de vida… el amor no se mide, sino, en libertad.

Atada a su visión de mundo, a su burguesía y a sus trivialidades; no me siento más que una llaga infectada. Me asfixia y me enfada toda esa falsedad (una atadura más a la imaginación), en cada mentira lanzándose del verbo, con cada capricho y falta de valor para aceptar que no eres y jamás podrás ser mi dueño. Soy libre. 

No me encajones en tus nociones de moralidad, no me describas en tus singulares verbos. Otra mujer como yo jamás ha nacido… entonces, no me sometas al juicio sombrío y protervo de besos empapados en dominación machista. Maldito sea el pasado repetitivo de seres irracionales, encadenados a ideas conservadoras, fundamentalistas y reguladoras. La pasión en mí ya ha muerto. Contemplo con desdén su cuerpo ya desgastado por tantas primaveras que conocieron de su traición. Décadas de pasajeras reemplazables, condenadas a ser una memoria más y sin duda alguna un secreto más confinado en el tiempo. 


Me niego a ser veladora de terruños o cuerpos carroños que creyeron en el mito universal de un amor eterno. Me desligo poco a poco de la mentira que ha creado la sociedad. Atada a tu costilla, atada a tu identidad, atada a un sacrificio máximo para mantener una vida juntos, darte hijos y mantener un hogar… así no creo posible que encuentre mi felicidad. 

Soy libre. Libre del encierro y la idea de sólo ser mujer si se ha unido en ritual religioso a un hombre que le de sustento, soporte y traiga el pan de cada día a la mesa que ella misma tiene que arreglar. Soy libre y libre porque así me da la gana de declararme. No encierro al cumplido de una mentira buscando el deseo carnal, que desvanece entre lío y respiro, todo ligue de individualismo e identidad. Poco a poco, comprendo que el llanto del alma no se mide en sexo, género ni preferencia sexual… el llanto del alma se cobija cabizbajo en lugares que ni tú ni yo podemos alcanzar.

Soy libre amigo mío. Soy libre del hombre mas no del pecado capital. Soy libre en esencia y espíritu mas no libertina en estilo de vida. Soy libre a mi modo y no a conformidad social. Soy libre porque sí, porque me gusta quien soy y porque mi mente tiene espacio para dar rienda suelta a  mis pasiones. Soy libre porque no soy tuya y vivo gozasa en libertad.

One Response so far.

  1. Anonymous says:

    Que delicia de pieza!!!!!

    Gracias Por compartirlo.

    David

- Copyright © ¿Vivir o Sobrevivir?© - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -