Posted by : Kiarytza Mendez 23 June 2013


Una vez más me siento a contemplar la vida desde la misma esquina del 4-85 con vista a lo que llaman el "highway". El frío de la ciudad desequilibra mi alma, aun cuando es pleno verano y los 97 grados de temperatura, evaporan el sudor en mi tez.
Los carros en su vaivén, tantas entidades desconocidas que jamás recordaré... pero los veo, los veo pasar en suntuosa y frenética oleada, mientras escucho el locomotor acercarse a paso ambiguo.
Me pregunto si es mi problema el no adaptarme a una cultura tan tajante y desconsiderada. Quizás perdí la razón al leer tantos libros que hablan del respeto mutuo, la moralidad y la existencia. De conversaciones triviales termino en disputas y ya no encuentro valor social ni respeto por las desigualdades que algún día me causaban satisfacción. Poco a poco la piel se va arrugando, los años han producido algunas canas y más lágrimas que cuentacuentos en primaveras romanas.
Entre el “air pollution”, las sirenas, las alarmas y las bocinas de los carros, mi mente se destierra y se carcome infinitamente en las posibilidades de mundos paralelos. En algún momento fui feliz y en algún momento disfruté las diferencias innegables de los insulsos. No, yo también soy parte de ese grupo de insulsos subestimados en una sociedad superficial y de amistades efímeras.
Desde mi ventana, en la misma esquina de siempre, muero en vida mientras observo los cuerpos adyacentes al 4-85 con vista a lo que llaman el “highway”.

- Copyright © ¿Vivir o Sobrevivir?© - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -